Diario La Tarde editado por El Oeste Argentino, Entidad Periodistica Independiente.
Orzali 1173 (O) Cdad. de Rawson, San Juan, Arg. - Tel. 0264-4284213 - Director Hugo N. Vazquez, periodista, Mat.Prof. 456096 - E-mail: latardediario@outlook.com

Ciencia

 

Diario La Tarde adherido a: Agencia Hispana de Noticias (AHN); Asociación Noticiosa Latino Americana (ANLA) y agencia TELAM S.E

Se sospecha del cambio climático
El agujero del 'fin del mundo' en Siberia desata la curiosidad científica

Un insólito agujero descubierto por helicópteros hace unos días en la península de Yamal, en el confín del Ártico siberiano, ha desatado la curiosidad científica.

Una primera expedición científica ha filmado en detalle el agujero desde el aire y la superficie. En mitad de la tundra, el cráter tiene un ovalo de unos 30 metros de diámetro y unos 70 metros de profundidad, con un lago helado en su parte inferior y agua cayendo sobre sus paredes erosionadas de permafrost. Por otra parte, se están estudiando imágenes de satélite para determinar cuando se formó.

Mientras que el equipo afirma que es un "fenómeno natural", insiste en que es esencial estudiarlo más para entender la formación del cráter en la zona de Yamal, un nombre que significa 'fin del mundo' en la lengua local.

"Hemos tomado muestras de suelo y de hielo que fueron directamente a los laboratorios. Podemos estar seguros al decir que el cráter apareció hace relativamente poco tiempo, tal vez hace un año o dos; por lo que es una formación reciente, no estamos hablando de decenas de años atrás", declaró a Siberian

Times Andrey Plejánov, investigador senior del Centro Científico Estatal de Investigación del Ártico.

Para saber si podría estar relacionado con el calentamiento global, habrá que continuar la investigación. Lo cierto es que los dos últimos veranos fueron relativamente cálidos, y tal vez esto ha influido de alguna manera en la formación del cráter.

La mejor teoría por ahora es que el cráter se formó por fuerzas internas, no externas. "Por ahora podemos decir con seguridad que bajo la influencia de los procesos internos hubo una expulsión en el permafrost. Quiero hacer hincapié en que no se trataba de una explosión, sino de una expulsión, así que no se liberó calor cuando sucedió", añadió este experto.

Existen registros de que este tipo de procesos tuvieron lugar hace unos 8.000 años. Tal vez se están repitiendo hoy en día. Si se confirma esta teoría, podemos decir que hemos sido testigos de un proceso natural único e inusual en el paisaje de Yamal, agregó.

"No había ningún rastro de impacto

antropogénico cerca del cráter, ni ningún rastro de presencia humana, a excepción de muy pocas huellas de trineo y, por supuesto, los rastros de renos. Si hubiera sido un desastre hecho por el hombre vinculado al bombeo de gas, habría ocurrido cerca de los campos de gas", dijo Andrey Plejánov.

Anna Kurchatova de Centro de Investigación Científica del Sub-Ártico cree que el cráter se formó por una mezcla de agua, sal y gas activado en una explosión subterránea como resultado del calentamiento global. El gas se acumuló en el hielo mezclado con arena debajo de la superficie y se mezcló con sal hace unos 10.000 años cuando esta zona era un mar.

El calentamiento global ha causado una alarmante fusión bajo la superficie helada, liberando gas que ha causado un efecto como el estallido de un corcho de botella de champán, sugiere esta experta.

 Yamal, una gran península que se adentra en las aguas del Ártico, es el área principal de producción de gas ruso suministrado a Europa. (EUROPA PRESS)

.
.

Control de aterrizaje
Hallan en China un dinosaurio de cuatro alas con largas plumas

Paleontólogos han descubierto en China de un fósil de dinosaurio con cuatro alas y una cola de largas plumas fundamentales para disminuir su velocidad y asegurarle aterrizajes seguros. Este nuevo fósil de dinosaurio consolida la idea de que las aves heredaron el vuelo de sus precursores dinosaurios.

El equipo internacional, liderado por el paleontólogo Luis Chiappe, del Museo de Historia Natural de Los Ángeles, publica su hallazgo en la revista Nature Communications.

De 125 millones de años de edad, este dinosaurio, llamado 'Changyuraptor yangi', fue encontrado en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, una zona en la que se han hallado numerosos dinosaurios emplumados durante la última década.

Este dinosaurio extraordinariamente conservado contenía un conjunto completo de plumas de camuflaje por todo su cuerpo, incluyendo plumas extralargas plumas en la cola. "De unos 30 centímetros, las increíbles plumas de la cola de 'Changyuraptor' son, con mucho, las más largas de cualquier dinosaurio emplumado", destaca Chiappe.

Los análisis de la microestructura ósea

realizados por la investigadora Anusuya Chinsamy, de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), muestran que el raptor era un adulto completamente desarrollado y, con un peso de nueve libras (más de cuatro kilogramos), de 1,22 metros de largo, 'Changyuraptor' es el más grande de todos los dinosaurios de cuatro alas.

Estos dinosaurios microraptorinos tienen el apodo de "cuatro alas" porque las largas plumas pegadas a las patas parecen un segundo par de alas, siendo estas largas plumas pegadas a las piernas y las alas de estos antiguos depredadores las que han llevado a los investigadores a concluir que los dinosaurios de cuatro alas eran capaces de volar.

 "De hecho, numerosas características que siempre hemos asociado con las aves evolucionaron en los dinosaurios mucho antes de que aparecieran las primeras aves", afirma el coautor Alan Turner, de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, Estados Unidos. "Esto incluye cosas como huesos huecos, comportamiento de anidación, plumas y posiblemente el vuelo", detalla este experto.

EL VUELO PRECEDIÓ AL ORIGEN DE LAS AVES

El nuevo descubrimiento explica el papel que las plumas de la cola jugaron durante el control de vuelo, explicando que en el caso de los voladores más grandes, resultan de particular importancia los aterrizajes seguros. "Tiene sentido que los grandes microraptorinos necesitaran estas plumas espcialmente grandes en la cola para un control adicional del aterrizaje", añade el doctor Michael Habib, investigador de la Universidad del Sur de California y coautor del artículo.

El descubrimiento de 'Changyuraptor' consolida la idea de que el vuelo precedió al origen de las aves, siendo heredada por éstas de sus precursores dinosaurios. "El nuevo fósil documenta que los dinosaurios voladores no se limitaron a animales muy pequeños, sino también a dinosaurios de un tamaño sustancial --subraya Chiappe--. Está claro que ahora se necesita más evidencia para entender los matices del vuelo del dinosaurio, pero 'Changyuraptor' es un gran paso en la dirección correcta".(EUROPA PRESS)

Regresar a tapa
.

 

Regresar a tapa

Diario La Tarde adherido a: Agencia Hispana de Noticias (AHN); Asociación Noticiosa Latino Americana (ANLA) y agencia TELAM S.E
 
____________________________________________________________