Diario La Tarde editado por El Oeste Argentino, Entidad Periodistica Independiente.
Orzali 1173 (O) Cdad. de Rawson, San Juan, Arg. - Tel. 0264-4284213 - Director Hugo N. Vazquez, periodista, Mat.Prof. 456096 - E-mail: latardediario@outlook.com

 

 

Diario La Tarde adherido a: Agencia Hispana de Noticias (AHN) -.- Asociación Noticiosa Latino Americana (ANLA) -.- agencia TELAM S.E -.- CIJ -.-

La carta completa enviada a Diario La Tarde
Colli: Las horrendas contradicciones de los supuestos acontecimientos

Foto certificado de ascenso al Aconcagua de Andreas Collí

Parte uno

El e-mail enviado a Diario La Tarde muestra las dudas con las que los familiares del andinista se encuentran, ya sea por las declaraciones de jefes e investigadores, ya sea por las pruebas encontradas.

El tío de Andreas, Dean Colli, en su extensa misiva se pregunta si el secreto de la desaparición de Andreas está confinado a Santa Ana, y si geográficamente en Las Juntas. Más adelante encara sus dudas en las declaraciones del Comandante “V”, cuando éste, el 2 de julio del 2004 declaraba en el Nuevo Diario refiriéndose a la llevada a Las Juntas de Colli y luego al regreso de la camioneta que lo trasladó. Dean se pregunta si mintió e Comandante “V” o  si sus subalternos le mintieron a él.
Sobre el artículo se explaya respecto al jefe de la Guarnición San Juan de Gendarmería Nacional, Comandante Mayor “V”.
Al preguntar el periodista del ND: Qué cree que pasó con Andrea Colli?
Comandante Mayor “V” responde: “Esta comprobado que salió del hotel y que dejado en la patrulla de Las Juntas e incluso es testimonio de los gendarmes indica que debieron ayudarlo a orientarse porque estaba por emprender un camino equivocado. Esto puede haber pasado nuevamente y tal vez tener un accidente. La cordillera tiene machismo casos de andinistas cuyos cuerpos aparecieron años después porque cayeron en una grieta o fueron tapado por un glaciar”.

Luego Dean “confirma” sus dudas respecto a la búsqueda ya

 

que los gendarmes asientan en el protocolo “el 23 de diciembre 2002 eran las pistas en el lago hacia abajo claro”.
Aquí, para los parientes de Andreas, gendarmería omite (en su informe) lo sucedido el día 18 al expresar “¿Al menos qué pasaba hasta el 18 diciembre 2002, de eso la Gendarmería no quiere haber sabido nada? No creen eso los parientes. ¿Quién le ha mentido? ¿Quién ha dado una orden más tarde muy para silencio? ¿Por qué?.”
La familia sabe de ello exactamente. Sabe lo que pasaba ya en Las Juntas. Por dos testigos alemanes. Colli no quería nunca ir a Santa Ana - sur. Colli quería ir a Santa Ana norte - El Molle -. Pero el gendarme debía cumplir con una orden, que  camioneta viaje a Santa Ana y en Santa Ana, en  el Grupo Gendarmería Nacional hay radio.
¿Está el secreto siempre en Santa Ana? ¿con radio de Las Juntas?

Al seguir refiriéndose a la entrevista Dean Colli expresa: tomado del protocolo: “El 15 de diciembre 2002 a las 17 horas venía el gerente de hotel con 3 personas - Colli y 2 alemanes (Jubilado) con su camioneta de reparto en Santa Ana en”. Esto es bien

un acontecimiento completamente importante. Es ocultado en la entrevista por el 2 de julio 2004 totalmente!! Es dicho por el comandante. El vehículo era llegado en Las Juntas. Final. Colli se había perdido camino ya aquí. ...¿Era la maniobra, especialmente, una trampa para Colli en Santa Ana?
30 minutos interrupción. Comida. Sin hablar de detalles de la excursión con gendarmes. Sólo una conversación Colli con los dos alemanes. Entonces la camioneta volvía otra vez fuera. Colli ahora sólo solo en Santa Ana.
Ahora el tratamiento es especialmente súper. Sólo prohibiciones. Hacia atrás a pies hasta El Molle. En el 16 por la mañana tres personas de la mina en el coche y Colli en el borde de calle...haciendo Trekking hasta la Laguna Blanca. Pasa la noche en Laguna Blanca con pistas de camping. Pista exacta: En el 17 otra vez hacia abajo, con mochila, en dirección a Barreal.  Y el El 18 de diciembre muerto.
Tercera parte este martes en La Tarde .-. ----- Relacionada: Familiar duda del lugar donde encuentran la documentación de Colli, andinista alemán

.
.
En esta última parte Dean Collí deja en claro dos situaciones que compromete las versiones oficiales y descubre fallas enormes sobre las pruebas de la “desaparición” del andinista más buscado en la historia de San Juan, Andreas Colli. Los austriacos y los italianos.

Colli: Las horrendas contradicciones de los supuestos acontecimientos

Parte dos

Descubriendo una mentira “oficial”

Así confirma un tribunal alemán.
La abogada 2004 en la misma entrevista: “Pretendemos aportar elementos para que la investigación pase a un juez penal. Se debe investigar a fondo porque hay testigos que escucharon conversaciones de los supuestos de la muerte de Colli y proporcionado datos identificatorios”.
Confirma 2005.
Muy Importante: Antes realizaciones, antes generales del periódico. Por Rumores muy firmes en el 2003 la  llegada en Las Juntas fue el 15 diciembre 2002
Como todos los rumores, siempre habrá quien afirme haberlo escuchado de buena fuente o ser amigo o pariente de alguien que lo escuchó de boca de los protagonistas. Pero lo cierto es que cualquier barrealino al que se le pregunte afirma que a Colli lo mataron para sacarle el dinero que portaba. -
Nuestro resumen:
Algunas pensamiento del comandante V. son je… pues de forma, hoy, bien muy importante. El comandante ha mentido en partes importantes o era mentido por guardias, Todos tenían que esconder mucho ya en el 2004 y antes.
¿Han sorprendido algunas personas los "pensamientos" del comandante con relación a un accidente de glaciar posible 2004? ¿Y desde diciembre 2006 - querer inventar el hallazgo de la mochila de Colli cerca de la pared del Este con la parte del glaciar el Caballito? Concienzudo pero reconocible sus errores.

Los montañistas Austriacos
En esta Segunda parte: La historia “fantástica del hallazgo dela mochila. Los italianos, los baqueanos y los glaciares.
La mochila de Colli volvía a ser objeto de atención en diciembre 06 y enero 07. Porque estaba ahora en la casa de un baqueano. Un accidente supuesto estaba preparado... y quiénes eran los ayudantes, que adicionan, todavía, documentos, cueste lo que cueste, claro con el nombre Colli, ¿cerca del glaciar el caballito tenían que depositarlo?
Gracias a los escuetos datos proporcionados por un periódico argentino del 11 de febrero en internet, hemos podido averiguar el domicilio y el número de teléfono de los montañistas austríacos que encontraron la documentación de Colli en el cerro Mercedario. Poco después de que regresaran a su país, el 5 de marzo de 2014, el tío de Colli consiguió mantener una larga conversación telefónica con uno de los alpinistas.
Todas las preguntas fueron respondidas adecuadamente. Los dos hermanos austríacos fueron registrados en Las Juntas  - control de la gendarmería -. Incluso los acompañaron, pasando por El Molle, hasta la parte superior de la Laguna Blanca, donde está el refugio. Colli también podría haber llegado allí,  pero él intencionadamente no llegó ni a cubrir la mitad del camino hasta la Laguna Blanca, en El Molle. ¿Fue víctima de un engaño por parte de alguien con malas intenciones- a causa de eso en el sur a Santa Ana? 

Como demostraron las exhaustivas investigaciones privadas, él estuvo muy poco tiempo en la montaña. Desde el refugio, los montañistas se desplazaron hasta Guanaquitos, donde hay una bifurcación que  se desvía hacia la izquierda en dirección a la cara Este con glaciar El Caballito, y hacia la derecha (al norte) conduce a la primera pendiente de la Ruta Normal hacia Cuesta Blanca. Con su paso firme y rápido, ésta última habría sido la opción de Colli.
Mientras ascendían por la cara Este, por un glaciar con pendientes de 50 grados de inclinación y a una altura de 5.600 metros, en su ruta los montañistas se encontraron, casualmente en el hielo, una bolsa cerrada con la documentación de Colli: el pasaporte, el control de aduanas, etcétera. Para nosotros resultaba fundamental saber si por lo menos había notas manuscritas en su interior. No fue así, no había nada. Todo lo que pudiera estar escrito a mano fue destruido sin dejar rastro, porque los autores del crimen no hablaban alemán, ni lo entendían. Él hubiera podido anotar algún indicio de sus sospechas, ya que tenía mucho tiempo en Laguna para escribir en su diario. Los documentos oficiales tardaron aproximadamente un día en descongelarse hasta que pudieron ser legibles. Allí vieron el nombre de Colli, que no le sonaba a nadie, únicamente a Pablo Schlögl, de Barreal. Los documentos se entregaron adrede a la policía en vez de a la gendarmería.

Los “montañistas italianos”
¿Y qué pasó entonces con los italianos en diciembre de 2006? El presunto lugar donde fue encontrada la mochila de Colli estaba en la cara Este y su bolsa no fue entregada ni a la gendarmería ni a la policía. De hecho, esta mochila estaba en casa de un baqueano en la localidad andina de Barreal. Allí fue donde la policía la incautó y después puso su contenido a disposición de familiares y amigos para que procedieran a su identificación. Supuestamente se trataba de un regalo de los italianos. Aparentemente no sabían nada más. Los italianos no constaban, como ordenan las normativas, en el registro obligatorio de la gendarmería.
Un año más tarde logramos averiguar los nombres de los italianos, que sólo se pusieron en contacto brevemente con el bufete de abogados argentino. Tuvimos que intentar localizarlos en Italia, ya que aún quedaban muchas preguntas sin respuesta. Al final fue posible dar con el lugar de trabajo de uno de ellos en Milán.
La agencia de detectives contratada les interrogó acerca de los datos que habíamos obtenido. Resultado: todas las respuestas incorrectas. ¿Dónde estuvieron en el cerro Mercedario? En el Puesto de la Gendarmería. Una mentira rotunda, ya que no había ninguna entrada en el registro de Gendarmería. Según la agencia de detectives, el italiano nunca estuvo allí. A fecha de hoy solo unos pocos creen todavía que la mochila de Colli estaba en la montaña, tendrán sus motivos particulares para ello. Pero tanto especialistas como profanos no tienen ninguna duda, Colli no estuvo en aquel glaciar. Además, para ello no contaba con ninguno de los requisitos.
También en Barreal, Colli tenía fama de montañista experimentado que había viajado por todo el mundo. Para ascender el glaciar es imprescindible llevar todo el equipo completo para hielo y ropa térmica, información que corrobora por escrito el club de andinistas de San

Juan. Está demostrado que él no llevaba ni una cosa ni la otra. Sólo en la mochila había ropa de abrigo y en un compartimento deberían haber estado sus documentos. En otro punto de control en Santa Ana, un gendarme ya se había percatado de que Colli carecía de equipo para el hielo. Con algún engaño ruin volvieron a obligar a Colli a desviarse de nuevo hacia ese punto. Él no quería ir a ningún glaciar y además lo tenía explícitamente prohibido. Solo con el paso de los años, a medida que se estrechaba el cerco sobre los autores del crimen, se especuló con que Colli hubiera estado en el glaciar y hubiera desaparecido allí. Pero en ese caso, como han señalado algunos especialistas, Colli tendría que haberse tomado su tiempo para tirar allí documentos burocráticos totalmente innecesarios en esas cotas. ¿Por qué lo habría hecho? ¿Quizá porque los autores que inventaron un accidente imposible necesitaban que en algún lugar se pudiera leer el nombre de Colli para eludir las acusaciones de asesinato?

Deducción de la familia Colli
Según nuestra opinión, jamás hubo ninguna mochila de Colli cerca de la cara Este. Los italianos tampoco estuvieron ahí. Quizá es lo que se crea, pero no es cierto. Son dos embusteros. Durante años, de 2002 a 2006, cientos de montañistas nunca encontraron la mochila.
Entre tanto, según los austríacos, nadie cree realmente que ni Colli ni los italianos estuvieran allí, como prueban nuestras investigaciones en el lugar de los hechos. En cambio, los austríacos sí que actuaron de buena fe. El hallazgo que hicieron fue comunicado inmediatamente a la policía, actuando debidamente, y no a la gendarmería. Ellos sí que constaban en el registro del punto de control. Los italianos no figuraban porque ellos jamás estuvieron allí en esas fechas y no pudieron entregar nada a las autoridades locales. Por todo ello, la presencia de estos baqueanos ¡son un verso!..  y a los italianos los buscaron posteriormente y los compraron como falsos testigos. Así han dado las investigaciones numerosas veces.
Resultado: La búsqueda en el glaciar es completamente absurda. Allí supuestamente no se puede encontrar nada. De lo contrario, como en el caso de los documentos hallados, es porque probablemente alguien los habría dejado en ese lugar meticulosamente. Según los especialistas, los documentos fueron colocados en un lugar propicio. Según afirman los austríacos, en ese punto sería posible que alguien desapareciera si hubiera mucha cantidad de nieve, o bien si se cayera en una grieta o en un agujero. Por lo tanto, si hubiera que encontrar algo allí, yo mismo podría afirmar con un 95% de exactitud dónde había estado anteriormente...
Sin embargo, los autores también cometieron errores de planificación.
Cuando este crimen se haya resuelto, no solo causará conmoción en la provincia de San Juan, si es que hay intención de que se resuelva. ¿Como gira la ruleta argentina ahora?? Se habría podido aclarar desde hace mucho, así es la concepción de los familiares. El Mercedario no es ninguna montaña de magia. Preguntan todos los parientes de Colli: ¿Qué hará ahora tribunal en San Juan - Argentina? El tío

Primer artículo: Andreas Colli
Familiar duda del lugar donde encuentran la documentación de Colli, andinista alemán

 

San Juan. Salvemos la reserva San Guillermo de la minería.
Regresar a tapa
.

 

 

Diario La Tarde adherido a: Agencia Hispana de Noticias (AHN); Asociación Noticiosa Latino Americana (ANLA) y agencia TELAM S.E
 
____________________________________________________________